viernes, 18 de abril de 2008

Hasta siempre, Phantom

La E Street Band pierde a uno de sus miembros fundadores. Descansa en paz, Danny Federici.

«Danny y yo trabajamos juntos 40 años. Era el teclista más maravillosamente versátil y un músico nato. Le quería enormemente... Crecimos juntos».


Bruce Springsteen




Ésta fue la última actuación de Danny Federici. El público que el 20 de marzo acudió al concierto de Bruce Springsteen en Indianápolis no imaginaría que esta sería la despedida del Fantasma, tocando «4th of July, Asbury Park (Sandy)», su tema favorito. Federici se vio obligado a tomar una baja temporal al comienzo de la gira Magic Tour para continuar un tratamiento por un melanoma con el que llevaba peleando desde hace 3 años. En las últimas semanas reapareció en los escenarios. Desgraciadamente, no pudo vencer la batalla y el 17 de abril abandonó la calle E para visitar la larga avenida donde descansan Jim Morrison, Jimi Hendrix, Janis Joplin, Elvis Presley, Roy Orbison o Freddie Mercury.

Federici era algo más que el teclista de la banda de Springsteen; forma parte de los orígenes de la banda. Han pasado casi cuatro décadas desde que Bruce y Danny se conocieran en 1969 a través de Vini Lopez, el primer baterista de la E Street Band. Por entonces, fue Federici quien le propuso a Springsteen la creación de un grupo en conjunto; de su unión nacieron Child, Steel Mill o Dr. Zoom and the Sonic Boom, todos estas bandas serían los embriones de la E Street Band. Federici, junto a Garry Tallet, Clarence Clemons y el propio Springsteen son los únicos miembros que participaron en la E Street desde el comienzo.



Aunque antes de conocer al Boss, Danny ya tenía experiencia en el mundo de la música, había participado en otro grupo, The Story Tellers. Siempre fue un aficionado al jazz y aparte del teclado sus otros instrumentos fetiche fueron el acordeón y el glockenspiel. Además, publicó discos en solitario como Flemington (1997), Danny Federici (2001), Miss You (2005) y Out of a Dream (2005).

Su apodo no era casual, Phantom Dan. Danny nunca salía en el centro de las fotos de la E Street, siempre aparecía en el margen, siempre en un segundo plano; pero el sonido del fantasma Federici fue uno de los pilares que definió el ritmo de la banda. Aunque lo de Phantom tiene también un divertido origen. Durante un altercado en un concierto de Middeltown (Nueva Jersey) para recaudar fondos para sacar de prisión a Vini López, Danny golpeó a uno de los agentes que había subido al escenario para que finalizaran la actuación que se estaba alargando más del tiempo del esperado. Entonces, Federici desapareció como un fantasma.


Ahora más que nunca, Danny es el fantasma de la E Street Band, el primer miembro de la banda que ha fallecido. La calle E se encuentra en silencio. Bruce llora la primera pérdida de uno de sus músicos; era más que un músico, era un compañero, un amigo, un colega, un hermano. Charles Giordano asume la dura tarea de sustituir a Phantom Dan. Pero la vida sigue y el espectáculo debe continuar. Aunque retrasaron un par de conciertos, el grupo ha vuelto a la carretera, a la carretera del Trueno, y Springsteen dedicó la actuación en Tampa (Florida) al gran Federici: «Esta es una noche especial y querríamos empezar con algo para Danny». Y el espectáculo comenzó con este emotivo vídeo homenajeando al Fantasma, que allá, donde quiera que esté, seguirá siendo uno de sus hermano de sangre.

Pero las estrellas siguen brillando luminosas
Como un misterio desvelado
Seguiré moviéndome a traves de la oscuridad
Contigo en mi corazón
Mi hermano de sangre



Nos veremos en el Lado Oscuro del Rock…

4 comentarios:

Irenina dijo...

Eres un nefasto, sólo un rocker como tú haría un blog así, te lo juro por Ortega Cano.

Cuando tenga mi programa en prime time te daré algunos minutillos para que te luzcas.

payaso!

Mister Pink dijo...

Compañera y sin embargo mod, Irenina.
Tendrás suerte si te dejo que en mi programa ordenes el cuarto de las escobas.
¡Déjame en paz! ¡Déjame vivir!
¡Babosa!
PD: Cuando vayas a recoger tu Vespa, quizá le falten retrovisores.

Irenina One More Time dijo...

Mi vespa sigue en perfectas condiciones, un rocker como tú (que además se llama Señor Rosa) no sabe ni quitar los retrovisores.

Respecto a lo del programa, a ver, Señor Rosa, sabes que sólo triunfamos los mejores, los demás se quedan en meros colaboradores, si llegan.

Y por cierto:"el otro día estaba en mi finca e hice una cosa con el capote que sólo se le ocurre a un genio".

Mister Pink dijo...

Compañera y sin embargo coleccionista de discos rayados de los Kinks, Irenina One More Time.

Si quieres triunfar, primero tendrás que ser una mera colaboradora (algo que nunca superarás, si es que llegas). Y no seré yo quien te ofrezca esa oportunidad: "Irenina" y "triunfo" son dos conceptos incompatibles. Es como juntar a Ortega Cano y a Andrés Pajares, no puede salir nada bueno de eso.

PD: Quizá me equivoqué de moto.